Según la Escuela Europea de Coaching, el coaching es: “el arte de hacer preguntas para ayudar a otras personas, a través del aprendizaje, en la exploración y el descubrimiento de nuevas creencias que tienen como resultado el logro de sus objetivos”.

La International Coach Federation (ICF) define el coaching como: “una relación profesional continuada que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresa o negocios de las personas. Mediante el proceso de coaching, el cliente profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida”.

Es importante no confundirlo con el training, ya que si bien este consiste en un entrenamiento específico individualizado aplicado a un individuo, el coaching se basa en una demanda indefinida para solucionar un problema concreto que puede o no saberse. Tampoco debe confundirse con el counseling, ya que esta técnica consiste únicamente en ejercer la escucha activa. Por tanto, el coach nunca decide lo que el coachee (persona que recibe el coaching) debe hacer, sino que únicamente deberá ser capaz de empoderar al usuario para la toma de decisiones.

Las fases del proceso de coaching se pueden resumir en:

  1. Explicar en qué consiste el coaching al cliente/coachee
  2. Definir el objetivo que se quiere conseguir mediante esta técnica
  3. Establecer un pacto o “contrato” con las pautas a seguir
    1. Acordar el número de sesiones que van a llevarse a cabo
    2. Concretar los objetivos específicos de cada sesión
  4. Ejecutar el plan definido
  5. Terminar el proceso para evitar generar dependencia

Principios del Coaching

  • No existe una única verdad
  • Las personas actúan de la mejor manera posible
  • Todos tenemos un talento a revelar
  • Las personas pueden cambiar
  • La confidencialidad es clave
  • Ser/Hacer: Lo que hacemos no define quienes somos y podemos ser quien nosotros decidamos

Ahora bien, ¿qué diferencias hay entre el coaching y el mentoring?

Si bien es cierto que ambas técnicas se utilizan en los mismos ámbitos y tienen procesos en común, estos dos conceptos presentan, principalmente, tres diferencias clave:

 COACHINGMENTORING
ENFOQUEConsecución de resultados en tareas concretasCreación de una relación entre mentor y alumno
Influencia en el ámbito laboral y el personal
TIEMPOSRelación a corto plazo con un inicio y un finRelaciones duraderas para generar confianza
OBJETIVOSResultados a corto o medio plazo en el entorno laboralResultados a largo plazo en el desarrollo personal del individuo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.