Una vez conocidas las diferentes corrientes psicológicas que más influencia han tenido a lo largo de la historia, me decanté por las dos que más me convencieron: el conductismo y el cognitivismo.

Por una parte, estas corrientes tienen varias similitudes que, en un primer momento, me dificultaron la elección entre una de ellas. Ambas teorías surgieron a lo largo del siglo XX y coinciden que el ser humano actúa en función del ambiente. Además, parten de la premisa de el aprendizaje se produce a partir de la experiencia, y por ello se estudiará el aprendizaje a partir de éstas. Otra semejanza importante es que, a diferencia del funcionalismo o el psicoanálisis, ambas teorías utilizan la experimentación.

Por otra parte, en cuanto a las diferencias entre el conductismo y el cognitivismo, podemos encontrar que; si bien el cognitivismo se basa en los procesos cognitivos (atención, percepción, memoria…), el conductismo se basa en el estudio de la conducta humana a partir de los procesos observables y cuantificables (estímulo-respuesta). Otra diferencia destacable son los métodos de investigación; ya que el cognitivismo, partiendo de la metáfora del ordenador, parte del uso instrumental de ordenadores, estudios experimentales y la introspección. Mientras que el conductismo investiga el comportamiento del ser humano y su relación con el ambiente a partir de la observación directa.

No obstante, al profundizar un poco más en estas dos teorías, creo que encajo mejor con los principios de la psicología cognitiva, ya que el conductismo ve al individuo como un receptor pasivo de estímulos y por tanto, no intenta explicar los procesos cognitivos. Además, desde mi punto de vista, el cognitivismo puede aplicarse a diferentes campos, como puede ser la psicología de la personalidad (Teoría de los Big Five), la psicología del desarrollo (Teoría de la mente) o la psicología de la educación, en la que, por poner un ejemplo, la psicología cognitiva afirma que si el profesor distribuye la nueva información sin sobrepasar los recursos cognitivos que poseen los alumnos, podrán llevar a cabo un aprendizaje comprensivo mediante las estrategias más eficaces.

Como conclusión, si tuviera que elegir una escuela psicológica con la que me sienta identificada partiendo de mis conocimientos actuales y en función de todo lo expuesto anteriormente, elegiría la psicología cognitiva.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.