Se entiende como la corriente constructivista aquella que se basa en la teoría del conocimiento constructivista, cuya idea básica consiste en la necesidad de proporcionar al estudiante las herramientas, técnicas y recursos que le den la capacidad de construir su proceso de aprendizaje mediante la resolución de situaciones problemáticas y la modificación de ideas ya concebidas. Algunos de los teóricos más destacados que se incluyen dentro de esta corriente son J. Piaget, L. Vygotsky, D. Ausubel, J. Bruner, A. Bandura y W. Mischel.

El constructivismo hoy en día tiene mucho interés en investigación tanto en el campo de la psicología como en el de la educación; ya que plantea el aprendizaje como proceso interno mediante la construcción de experiencias personales; por lo que el conocimiento, como tal, no podría medirse, sino que se trataría de un elemento distinto para cada individuo, dependiendo de sus propias construcciones y su visión subjetiva de la realidad. Por eso mismo, la perspectiva constructivista se situaría en el extremo contrario al de la instrucción del conocimiento.

Desde la psicología, se estudian la construcción del conocimiento a partir de los procesos que están implicados en el aprendizaje; mientras que desde la educación, se investigan los mecanismos de influencia educativa que promueven, guían y orientan el aprendizaje (Díaz y Hernández, 2015).

Objetivos del aprendizaje constructivista:

  • Proporcionar a los aprendices múltiples representaciones de la realidad
  • Construir y reproducir el conocimiento en entornos de aprendizaje similares a la vida diaria
  • Fomentar la reflexión en la experiencia
  • Basar el aprendizaje en los conocimientos previos (reconstrucción)
  • Solucionar conflicto del alumno: Lo que sabe vs. Lo que debería saber

Las características principales del aprendizaje constructivista son:

  • Las realidades, con sus múltiples representaciones, representan la complejidad del mundo real
  • El aprendizaje constructivista tiene en cuenta el contexto
  • La construcción colaborativa se basa en la negociación social
  • El aprendizaje constructivista es un proceso interno (reorganización de esquemas internos)
  • El grado de aprendizaje varía en función del nivel de desarrollo cognitivo
  • Necesidad de mediación o interacción con los demás

La teoría del aprendizaje de Piaget se basa en cómo se construye el conocimiento a partir de la interacción con el entorno, mientras que Vygotski plantea la reconstrucción interna gracias al medio social entendido como el desarrollo cultural tanto a nivel individual como a nivel social.

Por tanto, dentro de la educación, el contructivismo tendría como finalidad conseguir que sea el propio alumno quien construya su aprendizaje, y el profesor adquiriría durante el proceso el rol de mediador, apoyando al alumno para:

  • Enseñar a pensar: Optimizar los procesos de razonamiento del alumno mediante el desarrollo del conjunto de habilidades cognitivas.
  • Enseñar sobre el pensar: Tomar conciencia de los propios procesos y estrategias mentales para adquirir control y capacidad de modificación; y así mejorar el rendimiento y la eficacia del aprendizaje (metacognición).
  • Enseñar sobre la base del pensar: Incorporar objetivos de aprendizaje relativos a las habilidades cognitivas en el currículo escolar.

Otra teoría a destacar es la Teoría del Aprendizaje Significativo, de Ausubel, de la que hablamos en este post.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.