Institucionalmente, se considera que la educación inclusiva surge a partir del Informe Warnock (Gran Bretaña, 1978), en el cual la idea principal radica en que hay individuos con necesidades educativas especiales. El mismo año, en España, se inaugura el Instituto de educación Especial.

Dos años más tarde, en 1980, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publica la Clasificación Internacional de Deficiencias, Discapacidades y Minusvalías (CIDDM-80), donde establece que éstas están relacionadas en el sentido de que una depende de la otra. Por ello, se llega a conclusiones que hoy en día sabemos que son absurdas, como que el Síndrome de Down es una enfermedad. En la misma década, en España, empieza a hablarse de integración, ya que en 1982 se promulga el Real Decreto de la Integración de la Educación Especial. No será hasta 20 años más tarde que la OMS llegue a establecer una nueva clasificación llamada Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y la Salud.

Finalmente, uno de los artículos más actuales y por ello, más actualizados que pretenden dar soluciones teóricas y prácticas para poder alcanzar el modelo de la educación inclusiva es el Index for Inclusion, publicado por Booth y Ainscow (2002).

¿Qué es la educación inclusiva?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: