¿De qué va esto? 
Simplemente me refiero a las interacciones sociales que se llevan a cabo en la Universidad cuando se estudia a tiempo completo de forma presencial.
Por si todavía no me conoces, a los 19 años empecé a estudiar a distancia; hecho que me hizo discutir con mis padres, ya que ellos son (o eran) bastante partidarios de la educación tradicional (la Universidad de toda la vida). Ahí fue cuando oí por primera vez el concepto: Mi padre dijo algo así como: “Te vas a perder toda la experiencia universitaria, no sabes lo mucho que influye el efecto bar. En su momento no entendí demasiado bien a qué se refería, ya que la Universidad a distancia a la que iba a asistir tenía un sistema de comunicación bidireccional entre profesores y alumnos; además de un área habilitada para la comunicación entre los estudiantes de un mismo grado.
Años más tarde, tuve que darle la razón. Pero no fue hasta que empecé la Universidad de forma presencial cuando pude entender a qué se refería.
En ese momento yo trabajaba con niños y todos mis amigos estudiaban (en la Universidad toda la vida) o trabajaban. Así que se puede decir que prácticamente pasé de una vida social “normal” en el instituto a perder el contacto diario con gente de mi edad o intereses comunes.
Tengo que decir que nunca he sido una persona con una necesidad social elevada, es decir, no me siento cómoda en grandes grupos, tengo un número reducido de amig@s y disfruto de mi propia compañía. No obstante, a las pocas semanas de entrar en la Universidad presencial fui realmente consciente de lo que quiso decir mi padre: las conversaciones antes/después de clase, los corrillos en el pasillo, los trabajos en grupo que terminaban en comida, los cafés por la mañana para terminar de preparar una presentación…
Cuando echas la vista atrás y recuerdas algo de lo que aprendiste en años anteriores pocas veces recuerdas aquello que empollaste uno o dos días antes del examen, sino que sueles recordar conversaciones con tu grupo de amig@s, ciertas frases de algún profesor con vocación o alguna discusión o debate planteados en clase. 
Con esto no quiero decir que estudiar de forma presencial sea mejor que estudiar a distancia, sino que la mejor opción depende de las circunstancias de cada uno. Pero si quieres saber mi opinión más detallada te recomiendo este post.
 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.