Para variar un poco, aquí viene una receta cuyo ingrediente principal es pescado, concretamente salmón. Vamos a preparar unos escalopines de salmón rebozados (al horno) con unos espárragos para acompañar.

Ingredientes (para tres personas):

  • 6 escalopines de salmón
  • Para el rebozado:
    • 2 huevos
    • Pan rallado
    • Queso en polvo
    • Hierbas provenzales
  • Espárragos verdes
  • Zumo de limón

 

 

El proceso es muy sencillo: para el rebozado, mezclamos los ingredientes seco (pan rallado, queso en polvo y hierbas provenzales). Y en otro plato, batimos los huevos. A continuación, ponemos a calentar el horno. Pasamos los escalopines por el huevo batido  y el rebozado. Yo suelo darle un doble rebozado, con uno solo también sale genial. A medida que vayamos terminando de rebozar cada escalopín, los vamos colocando en un recipiente apto para horno.

Cuando los tengamos todos y el horno esté caliente, metemos el recipiente a unos 180º, y mientras tanto, hacemos los espárragos a la sartén con un poquito de sal. Prácticamente cuando los espárragos estén listos, podremos sacar el salmón del horno, ya que tarda unos 10-15 minutos en hacerse (para evitar que quede seco, tampoco conviene hacerlo mucho).

Finalmente, echamos un chorrito de limón sobre los escalopines (aunque a mí me gusta que estén bastante remojados en limón, lo suyo sería echar solo un poquito y tener alguna fuente con más zumo de limón por si acaso).

Servimos los escalopines junto con los espárragos, y ¡a disfrutar!

Categorías: Recetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.