Hoy me apetecía hacer hamburguesas. Como no me decidía si hacerlas de ternera o ternera y cerdo, he optado por comprar un kilo de cada, y así poder hacer de más para congelarlas. Como ya sabéis, me gusta hacer “de más”, para hacer comida para más días y así ahorrar tiempo. Además, me he dado cuenta de que así tiras menos comida: por ejemplo, en esta receta he usado las 6 claras que me quedaban porque llevaban mucho en la nevera, aunque podría haber usado huevos y otras veces habré usado harina, pero tenía salvado de avena y aunque no se pone malo siempre es mejor ir aprovechando los recursos que tienes. Otro ejemplo puede ser el vino blanco, en la receta original no tenía pensado usarlo (por eso no sale en la foto), pero como me sobró del día que hice Chili con carne, también aproveché para terminarlo.
Los ingredientes que he utilizado para 1kg de carne son los siguientes:
  • Un huevo
  • Tres claras de huevo 
  • una cebolla mediana
  • Salvado de avena (60-80 gramos)
  • 100 ml de vino blanco
  • Ajo en polvo (al gusto)
  • Pimienta negra molida(al gusto)
Empezamos cortando la cebolla en trocitos para rehogarla durante 5-10 minutos. Una vez está transparente, la apartamos del fuego y la dejamos enfriar.
Mientras la cebolla se enfría, preparamos un bol para mezclar todos los ingredientes: Lo primero que suelo hacer es mezclar la carne con el huevo y las claras.
 
Cuando la cebolla ya no queme, la incorporamos a la mezcla. Principalmente, porque al usar las manos para mezclarlo todo, es complicado integrar la cebolla recién sacada de la sartén
Y terminamos de añadir todos los ingredientes: el vino blanco, la pimienta y el ajo, y el salvado de avena (si vemos que le falta consistencia, echamos un poco más). Yo acostumbro a cocinar sin sal, pero si estás acostumbrad@ a utilizarla para cocinar, te hará falta un poco para no encontrarlas sosas.
Finalmente, hacemos la forma de las hamburguesas. Mi técnica para congelarlas consiste en hacer la forma y separarlas con papel de cocina para aprovechar el mismo recipiente para unas cuantas.
 
¡A disfrutar!
Categorías: Recetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.