Hola a todos, como cada viernes, ¡hoy toca cocina! La receta para hoy es lasaña.

A pesar de que la receta que veréis a continuación tiene carne, algunas veces he optado por la versión vegetariana prescindiendo de la carne y duplicando la cantidad de espinacas y tomate.

Ingredientes:

  • 500 g. de carne
  • 300 g. de espinacas
  • 400 g. de tomate triturado
  • 600 ml. de bechamel
  • 60 g. de nueces
  • 200 g. de placas de lasañ
  • 150 g. de queso azul.
  • pimienta
  • laurel
  • (sal)

Antes de empezar a montar la lasaña, hacemos las espinacas y la carne: como tenía tiempo hoy lo he hecho por separado, pero en una sartén grande lo puedes hacer todo junto.

 

Tanto si lo hacemos por separado como sino, añadimos el tomate para que la carne quede bien impregnada.

Una vez hecha la bechamel añadimos pimienta y laurel al gusto. Y ahora sí, ya nos podemos poner manos a la obra con la lasaña.

Para empezar, colocamos una primera capa de placas. Como verás en la foto, me gusta dejar bastante espacio entre la lasaña y el molde para, al final, rellenar ese hueco con bechamel.

Como me gusta que las capas queden homogéneas, dividimos la carne y las espinacas entre la cantidad de “pisos” que vayamos a montar. En mi caso, he puesto cuatro pisos de tres placas cada uno, así que la carne y las espinacas las he dividido en tres porciones. Colocamos una primera capa de placas y una de las porciones de carne y espinacas, añadiendo nueces y el queso azul. 

Ponemos el segundo piso de placas (apretando un poquito cada placa para asegurarnos de que vaya quedando nivelada) y repetimos el proceso de añadir la carne, las espinacas, el queso azul y las nueces. En las fotos a continuación podemos ver todo el proceso por pasos:

Finalmente, al colocar la última capa de placas, la cubrimos con la bechamel, asegurándonos de que las esquinas y bordes de las placas estén bien cubiertas para que no se queden duras. Y añadimos el resto de las nueces y el queso azul.

¡A disfrutar!

Categorías: Recetas

2 commentarios

Anónimo · 22 septiembre, 2018 a las 07:11

Es una receta fantástica, espero poder hacerla algún día,aunque tendrá que ser para un momento especial,porque una delicatessen así bien lo merece.

Anónimo · 24 septiembre, 2018 a las 20:39

Que buena pinta!! Muy original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.