La memoria es el proceso psicológico que se encarga de codificar la información sensorial en elementos reconocibles y manipulables (códigos verbales y visuales), almacenarla y conservarla, y permitir la recuperación cuando sea necesaria. Por lo tanto, la memoria se considera la expresión de un aprendizaje.

Este proceso se puede clasificar según:

  • Tiempo almacenada:
    • Memoria del trabajo
    • Memoria a corto plazo
    • Memoria a largo plazo
      • Implícita
      • Explícita
        • Semántica
        • Episódica
  • Tipo de información
    • Verbal
    • No verbal
  • Órgano que capta la información: En este caso estaríamos hablando de memoria sensorial

Entre los tratamientos contra la pérdida de memoria con más éxito podemos encontrar:

  • Llevar unos hábitos saludables: buena alimentación, sueño adecuado, vida activa…
    • Evitar situaciones de estrés o que generen ansiedad
    • Aumentar el consumo de ácido graso Omega 3: Ciertos estudios indican que el consumo de éste en embarazadas y en niños en edad escolar propician mejores resultados de memoria
    • Evitar o reducir el gluten: Recientes estudios asocian el gluten a la inhabilitación o reducción de la capacidad de las neuronas implicadas en los procesos de memoria
  • Repaso mental: Realizar ejercicios autónomos de repaso sobre algo que se ha leído o escuchado recientemente.
  • Estimulación cognitiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.