El mentoring consiste en el proceso mediante el cual una persona con más experiencia o conocimiento ayuda a otra con menos experiencia o conocimiento en su desarrollo personal. Aquel que recibe el mentoring a menudo suele llamarse protegido, discípulo o aprendiz.

Aunque los objetivos específicos de cada caso son diferentes, en general, el mentoring tiene tres objetivos generales:

  • Transferir el “saber hacer”: esto implica ser capaz de capitalizar el saber acumulado de las personas más expertas y posibilitar que transmitan esas experiencias a favor de otros
  • Ampliar el potencial: fomentar/acelerar el proceso de desarrollo personal y profesional mediante el apoyo de un experto con mayor experiencia en el ámbito en que se quiere trabajar
  • Patrocinio-Relaciones: ser capaz de producir vínculos entre mentores y la organización además de entre los discípulos y los mentores, reforzando el desarrollo personal y profesional para la consecución de sus objetivos y la consolidación de su posición laboral

Ahora bien, ¿qué diferencias hay entre el coaching y el mentoring?

Si bien es cierto que ambas técnicas se utilizan en los mismos ámbitos y tienen procesos en común, estos dos conceptos presentan, principalmente, tres diferencias clave:

 COACHINGMENTORING
ENFOQUEConsecución de resultados en tareas concretasCreación de una relación entre mentor y alumno
Influencia en el ámbito laboral y el personal
TIEMPOSRelación a corto plazo con un inicio y un finRelaciones duraderas para generar confianza
OBJETIVOSResultados a corto o medio plazo en el entorno laboralResultados a largo plazo en el desarrollo personal del individuo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.