La metodología desarrollada por María Montessori consta de una serie de características:
  • Los padres deben ayudar a sus hijos a desarrollar habilidades que les son innatas mediante la estimulación y un ambiente apropiado
  • Crear una habitación zen: no amueblarla demasiado es una de las claves para que sea un ambiente ideal
  • Utilizar el juego como medio para el aprendizaje y el descubrimiento del mundo que nos rodea
  • No agobiar al niño con demasiadas actividades u objetos. Permitir que se tome su tiempo para asimilar el aprendizaje a su propio ritmo
  • Evitar demasiada fantasía. Montessori recomienda contarle historias imaginativas y creativas, pero con personajes reales y objetos conocidos
  • Dejar que aprenda solo, incluso en tareas como el aseo o la comida. 
La aplicación de estas pautas conlleva una serie de beneficios:
  • Se centra en el niño como protagonista de su aprendizaje
  • Fomenta el aprendizaje personalizado
  • Facilita el desarrollo espontáneo de las funciones cognitivas
No obstante, esta metodología también presenta una serie de debilidades que deben ser tenidas en cuenta:
  • Mal aplicada podría provocar conductas disruptivas
  • Se podrían obviar aprendizajes que no resulten interesantes para el niño
  • El desarrollo del niño podría ser más lento de lo esperado
  • Existen algunas posibles contradicciones

Te dejo una tabla orientativa de qué tareas puedes encargarle a tus hijos en función de su edad.

2-3 años
4-5 años
6-7 años
8-9 años
10-11 años
12 en adelante
Guardar los juguetes en cajas
Alimentar mascotas
Sacar la basura
(acompañado)
Llenar el lavavajillas
Limpiar baños
Fregar el suelo
Poner los libros en su sitio
Limpiar los derrames
Doblar toallas
Poner la lavadora
Aspirar las alfombras
Aspirar/Lavar el coche
Poner la ropa sucia en el cesto
Recoger los juguetes/otros
Limpiar el suelo con la mopa
Doblar/Colgar ropa limpia
Limpiar la encimera
Pintar paredes
Tirar las cosas a la basura
Hacer la cama
Vaciar el lavavajillas
Limpiar el polbo de los muebles
Limpiar la cocina
Ir a comprar con una lista
Llevar utensilios no peligrosos
Recoger la habitación
Juntar calcetines limpios
Guardar la compra
Preparar una comida sencilla
Cocinar una comida completa
Doblar trapos
Regar las plantas
Quitar malas hierbas
Hacer huevos revueltos
Cortar el césped
Hornear un pastel o bizcocho
Poner la mesa
Limpiar y ordenar los cubiertos
Recoger hojas secas
Hornear galletas
Recoger el correo
Hacer reparaciones simples
Ir a buscar pañales/toallitas
Preparar aperitivos sencillos
Pelar patatas y zanahorias
Sacar al perro
Hacer costura fácil
Limpiar los cristales
Limpiar el polvo de los zócalos
Usar la aspiradora de mano
Hacer una ensalada
Barres en el exterior
Barrer
Planchar ropa
Limpiar y guardar los platos
Cambiar el rollo de papel del baño
Limpiar la mesa
Vigilar a hermanos menores
Limpiar los pomos de las puertas


Si quieres más consejos para criar a tus hijos siguiendo las pautas del método Montessori, te dejo este libro:

¿Y tú qué opinas?

Por aquí te dejo algunas entradas que quizás te resulten interesantes:

¿Qué es la Pedagogía?Pedagogía Waldorf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.