Según la RAE, la motivación consiste en el “conjunto de factores internos o externos que determinan en parte las acciones de una persona“. No obstante, para la psicología, la motivación consiste en el proceso psicológico que dirige al organismo hacia metas o fines determinados, es decir, serán los impulsos que mueven a la persona a realizar acciones concretas y a persistir hasta lograr su culminación.

Según un estudio realizado por Reiss (2002) con más de 6000 participantes, el comportamiento humano se fundamenta en 16 deseos básicos que motivan nuestras acciones y definen nuestra personalidad. Estos deseos son: aceptación, curiosidad, comer, familia, honor, idealismo, independencia, orden, actividad física, poder, romance, ahorrar, contacto social, posición social, tranquilidad y venganza. Esta teoría se incluye dentro del concepto de motivación intrínseca.

En contraposición al concepto anterior, podemos encontrar la motivación extrínseca, que sería el conjunto de recompensas que el individuo recibe del exterior.

Una de las teorías de la motivación más discutidas y que tiene tanto defensores como detractores actualmente, es la elaborada por A. Maslow, denominada comúnmente la pirámide de Maslow.

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.