Según la primera acepción de la RAE, la personalidad consiste en “la diferencia individual que constituye a cada persona y la distingue de otra“. No obstante, dentro de la psicología la personalidad se define como un constructo que abarca el conjunto de características psíquicas de un individuo y la organización interna (procesos psicológicos) que determinan la forma de actuar ante circunstancias determinadas.

Las ramas de la psicología que profundizan en el estudio de la personalidad son la psicología de la personalidad, que la contempla como objeto de estudio; la psicología diferencial, que estudia las diferencias entre los individuos y la psicología social, que explica cómo estas diferencias influyen en la sociedad.

A lo largo de la historia de la psicología, se han desarrollado diferentes teorías para explicar cómo se construye y se desarrolla la personalidad de los individuos, entre las que destacan las siguientes:

Una de las clasificaciones más populares de la personalidad es la del eneagrama de la personalidad.

Para terminar, te dejo el enlace a Amazon de un libro que resume la evolución de este constructo a lo largo de la historia de la psicología y que pretende dar explicación a las diferencias individuales que encontramos entre las personas:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.