Excursión a Santander

Bilbao nos gustó mucho, pero para Chema era la primera vez que visitaba el norte de España, así que decidimos aprovechar para ver algo más.

A los dos nos encantan los entornos naturales y yo tenía el recuerdo de haber ido hace algunos años con mis padres por Cantabria, Santander y alrededores, y me encantó.

Así que después de desayunar en el hotel, pusimos rumbo a Santander.

¿Alguien sabe a dónde fuimos?

Efectivamente, para los que hayáis estado habrá sido muy fácil reconocer el Parque de la Naturaleza de Cabárceno (si quieres saber cómo fue nuestra experiencia y ver nuestras fotos, haz clic en el enlace). La verdad es que está tal y como lo recordaba: es un recorrido de unos 20km que se suele hacer en coche y hay varios parkings y miradores en diferentes puntos del camino. Creo que es una combinación perfecta entre zoo, reserva natural y experiencia al aire libre. No soy partidaria de los zoológicos, pero creo que han sabido encontrar un equilibrio entre conservar una antigua explotación minera y convertirla en una reserva natural.

¿Quieres ir al Parque de Cabárceno y ver qué opciones de alojamiento hay en la zona? ¡Haz clic aquí!

Si no tienes planes de comer allí ni hacer ninguna de las actividades (hay muchas orientadas a familias con niños), en unas dos o tres horas se puede ver. Nosotros llegamos a primera hora y a las 15 había una demostración de caza y vuelo de aves rapaces, de las que Chema es un gran fan, así que nos quedamos. Yo creo que merece la pena y aunque él ya conocía todos lo que nos explicaron, a Chema también le encantó.

Como invierno es temporada baja, la mayoría de tiendas y restaurantes estaban cerrados, así que (como tampoco teníamos mucha hambre por el desayuno que habíamos hecho) decidimos que comeríamos fuera del parque.

Al salir, de casualidad, vimos un cartel que indicaba que Santander estaba a menos de 20km, así que nos pareció buena idea aprovechar la excursión y ver Santander (y comer algo allí). No sé si es por el hecho de pertenecer a España, pero junto con Bilbao, creo que son las ciudades más bonitas y agradables que hemos visitado durante este viaje.

Al anochecer, volvimos a Bilbao (más o menos tardamos una hora), cenamos pronto y nos fuimos a dormir.

Categorías: SheldonViajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: