Camino a Barcelona

Como último día en carretera, no podían faltar una buenas 7 horas de carretera (distancia desde Bilbao a Barcelona, evitando peajes).

Salimos justo después de desayunar (ya habíamos dejado la habitación prácticamente recogida) porque, aunque el barco zarpaba por la noche, tampoco queríamos ir con prisas.

Nos paramos a comer en Pamplona, en un bar-restaurante donde nos sirvieron un menú bastante bueno a un precio razonable y, aunque no pudimos entrar con Sheldon, el sitio no estuvo mal. Paseamos un buen rato con Sheldon y reanudamos nuestro camino.

Las horas en el coche se pasaron relativamente rápido, tuvimos la suerte de atravesar Aragón con un cielo totalmente despejado y una temperatura bastante agradable, además al decantarnos por no tomar autopista, no nos cruzamos con más de una docena de coches en la carretera.

No fue hasta que entramos en la provincia de Barcelona, cuando nos encontramos con retenciones, por lo que finalmente llegamos al puerto, tres horas antes de que saliera el barco, a eso de las 20. Como íbamos con el coche (y te recomiendan estar dos horas antes) y ya hemos estado tampoco nos planteamos dar mucha vuelta por Barcelona, así que atacamos las provisiones que nos quedaban y esperamos pacientemente el embarque.

Día 13Primer viaje con SheldonDía 15

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.