Mónaco y salida a Milán

Nada más entrar en Mónaco, caí en la cuenta “este es el 21º país que visito por primera vez”. Hacía un día increíble, es decir, estábamos a finales de enero y el coche marcaba 16ºC (aún así, íbamos con el abrigo porque a la sombra hacía frío). Me recordó mucho a sa Roqueta: sol, mar, buen clima, barcos… pero realmente, ¿qué hay en Mónaco?

Desayunamos en el “centro”, en una especie de centro comercial que parecía ser el centro neurálgico del país. Es decir, se trata de un país de 2km cuadrados, así que todo queda MUY cerca.

Teníamos muy claro que queríamos ver el Casino de Montecarlo, y Chema, que es un superfan de las carreras, quería hacer el circuito que se hace en la F1 y va por toda la ciudad; así que le dejé conducir el Fiat.

Reconozco que a mí también me gustan los coches y la velocidad, pero nunca he sido seguidora de todo esto. Igualmente, buscando cosas que hacer en el Principado, vi que había la colección de automóviles del Príncipe de Mónaco, y justamente había una exposición temporal de coches Ferrari; así que fue nuestra siguiente parada. La entrada es bastante asequible y, si llevas la tarjeta de estudiante, te hacen un descuento (creo que nos costó 12€ entre los dos, porque Chema se dejó su credencial universitaria).

Por cierto, a todo esto, Sheldon vino con nosotros. La verdad es que son muy amables y considerados con los perros; y les permiten el paso siempre que vayan atados. Los únicos sitios donde no pueden entrar son los restaurantes, cafeterías o supermercados; por cuestiones de higiene y alimentación, supongo.

Si tuviera que elegir algo de Mónaco, me quedo con las vistas (aunque ver los coches de diferentes épocas y tal cantidad de ellos, también fue increíble). Dimos alguna vuelta más por el segundo estado más pequeño del mundo (después de El Vaticano), compramos “víveres” en el supermercado y nos paramos a comer en un merendero que había ya en tierras italianas, a las afueras de Mónaco.

¿Quieres alojarte en Mónaco? ¡Echa un vistazo a las ofertas que hay en Booking.com y cuéntame qué tal tu experiencia en los comentarios!

Booking.com

Cuando prácticamente ya atardecía, llegamos a Milán. El alojamiento en el centro es caro, pero nosotros encontramos un Hostel que estaba muy bien de precio a 10 minutos del centro, y al ir en coche, nos dio igual que no estuviera en pleno centro. El único inconveniente fue aparcar, a pesar de estar en las afueras, terminamos aparcando en un parking privado porque las calles estaban llenas (¡incluso había varios aparcados en la acera!)

¿Quieres alojarte en Milán?

Booking.com
Día 4Primer viaje con SheldonDía 6

¿Qué ver en Mónaco?

¿Qué ver en Milán?

Categorías: SheldonViajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.