Este es el primer año que me he matriculado de forma presencial de las dos carreras. De pedagogía este año he empezado el tercer año, matriculándome de todas las asignaturas. De psicología, al haberme cambiado de universidad y tener asignaturas convalidadas de todos los cursos, he ido haciendo malabares  para poder compaginar horarios (y aún así tendré clases solapadas) y he terminado matriculándome de poquitas asignaturas, porque prefiero poder dedicarle el tiempo necesario a cada asignatura sin quedarme sin tiempo para mí.

En general, las asignaturas me parecen bastante interesantes. Creo que es un buen indicador para saber si algo te gusta o no te gusta. No digo que todas sean geniales, ni que me hayan tocado los mejores profesores del campus, pero habiendo estado en las primeras clases, creo que podré sacar bastantes elementos interesantes de cada una de ellas.

Como ya he ido comentando en varias ocasiones, para mí es muy importante disfrutar con lo que haces, por lo que cuando empiezo algo, me gusta hacer una pequeña autoevaluación cuando llevo un par de semanas, para ver si cumple o supera mis expectativas o si por el contrario, no las alcanza, por lo que tendré que decidir si el sacrificio que me supone valdrá la pena a medio/largo plazo o no.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.