El psicoanálisis consiste tanto en una práctica terapéutica como una técnica de investigación popularizada por S. Freud, alrededor de 1896. Esta corriente ha derivado posteriormente en escuelas de psicología profunda, además de haber influido en otras corrientes y terapias psicológicas más alegadas del psicoanálisis. Según Freud, el psicoanálisis se define a partir de tres elementos:

  • Un método de investigación a partir de las asociaciones libres del sujeto
  • Un método psicoterapéutico caracterizado por la interpretación controlada de la resistencia, de la transferencia y del deseo
  • Un conjunto de teorías psicológicas y psicopatológicas donde se exponen los datos aportados a partir del método de investigación y el tratamiento.

Contrariamente a lo que se cree, el verdadero precursor del psicoanálisis no fue S. Freud, sino J. M. Charcot. Ya anteriormente Charcot, mediante sus estudios sobre patologías, había afirmado que era posible que hubiera elementos ocultos, es decir, procesos psicológicos subyacentes.

Más adelante, Freud no sólo quiso diferenciar entre lo mental y lo físico, sino que además enunció que lo mental puede influir sobre lo físico. Así, se constituyó la primera escuela “mental”, es decir, que pone énfasis en los procesos mentales, a diferencia de otras escuelas, como las escuelas conductistas, que destacaban los estímulos. Así pues, el psicoanálisis parte de la premisa que hay contenidos a los que no se puede acceder.

PRIMERA TÓPICA DE FREUD

La primera tópica de Freud se puede resumir en la metáfora del iceberg; sólo vemos el consciente, mientras que todo lo demás subyace en el individuo. Así pues, según esta teoría, el individuo tiene tres “partes” diferenciadas:

  • Consciente: En esta estructura se sitúan los procesos cognoscibles y es la parte del individuo que se mantiene en contacto con la realidad, es decir, dejamos nuestro consciente socialmente expuesto.
  • Preconsciente: Se trata de un estadio no accesible, desde el cual los pensamientos pueden fluir y llegar al consciente.
  • Inconsciente: Según Freud, aquí es donde se encuentra el motor de la vida mental, formado por pulsiones y deseos. Aquí podemos encontrar el dualismo vida/muerte, que Freud denominaba Eros (deseo de satisfacción sexual vinculado con la vida) y Tánatos (deseo de muerte, matar a los demás)

SEGUNDA TÓPICA DE FREUD

Después de la elaboración de la primera tópica y con investigaciones posteriores, Freud hizo una reformulación de las estructuras que ya había desarrollado:

  • Ello (Id): Esta parte del individuo se basa en el principio del placer y se encuentran los deseos primarios (Eros y Tánatos). Al principio el bebé es un buscador de sensaciones.
  • Yo (Ego): Esta estructura se basa en el principio de realidad. Aquí es donde se solapa el consciente y el preconsciente del individuo y podemos situar ciertos mecanismos de defensa como la represión.
  • Super Yo (Super ego): En este estadio se sitúa el ideal del yo, se trata de una internalización de las normas sociales.

CONCEPTOS CLAVE 

  • Mecanismos de defensa: Se trata de una forma de compensar una parte de uno mismo que no gusta.
  • Transferencia: Proyección de contenidos reprimidos, transfiriendo la figura de quien quieren al psicoanalista
    • Contratransferencia: El psicoanalista proyecta sobre el cliente (para evitar la contratransferencia deberá ser psicoanalizado antes de recibir a sus paciente)
  • Proyección: Atribuir unas características positivas propias a otras personas
  • Sublimación: Canalización socialmente aceptada de impulsos “malos”, ejemplos de sublimación podrían ser los soldados, policías, forenses…

DESPUÉS DE FREUD…

La corriente psicoanalítica tuvo bastantes seguidores en su época que continuaron desarrollando las teorías de Freud como por ejemplo: C. Jung, desarrollando “El inconsciente colectivo”; Bowlby y su teoría del apego; M. Ainsworth, que desarrolló los tipos de apegos y problemas infantiles y J. Lacan con su topografía del inconsciente.

CRÍTICAS AL PSICOANÁLISIS

  • Los conceptos teóricos por el psicoanálisis son difíciles de medir y cuantificar.
  • La mayor parte de las teorías de Freud carecen de investigación empírica, ya que sus afirmaciones se basaron en estudios de casos y observaciones clínicas.
  • Se ha demostrado que las teoría de Freud exageran la influencia de las experiencias de la niñez, el sexo y el inconsciente.

APORTACIONES DEL PSICOANÁLISIS A LA PSICOLOGÍA

  • Las teorías y los métodos del pensamiento analítico facilitaron el desarrollo de la psicología experimental
  • Algunas teorías de la personalidad desarrolladas por psicoanalistas (como la teoría de las etapas psicosexuales de Freud) todavía tienen influencia a día de hoy.
  • El psicoanálisis dio lugar a una nueva visión de la enfermedad mental y propuso que hablar con un profesional podía aliviar los síntomas de los trastornos psicológicos.

Para terminar, dejo un par de enlaces a Amazon por si quieres saber más sobre el Psicoanálisis.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.