Hace unos meses se me presentó la oportunidad de asistir a un curso de verano en la Universidad de Helsinki, y ya que no tengo pensado solicitar una beca Erasmus ni nada parecido (supongo que algún día expondré los motivos por los que tomé esa decisión), me pareció una buena idea para ampliar mis conocimientos y tener una breve experiencia en el extranjero. 
Así que aquí presento un par de cosas que creo que hay que tener en cuenta:

  • ¿Necesitas Visado? ¿Pasaporte? ¿Tienes toda la documentación al día? Lo primero es saber qué documentación necesitas y si lo tienes todo en regla.
    • Por ejemplo, si tu país de origen pertenece a la Unión Europea solo te hace falta tu documento de identificación de tu propio país.
  • ¿Utilizan la misma moneda? ¿A cuánto está el cambio? ¿Aceptan tu moneda? ¿Dónde es el mejor sitio para cambiar el dinero?
  • Hablemos del idioma… Es importante tener en cuenta este punto, ya que si no hablas el idioma local sería muy útil conocer algunas frases o saber qué idioma conocen los nativos en el que puedas comunicarte
    • El inglés suele ser un buen recurso
  • Medio de transporte: Si quieres viajar de forma económica (siempre tienes la opción de moverte en Taxi en la mayoría de países, pero suele ser bastante caro), un buen recurso es informarse de qué medios de transporte públicos, si son de buena calidad y qué tarifas tiene.
    • Normalmente suele haber tickets diarios, semanales o mensuales que salen bastante más económicos que los tickets individuales.
  • Descuentos de estudiante, 3ª edad, familia numerosa…
    • Infórmate sobre los posibles descuentos que puedes solicitar y qué necesitas para ello.
  • Comida típica y lugares emblemático: Creo que es uno de los puntos más obvios de este post, y es que no deberías terminar tu viaje sin haber probado al menos una parte de la comida local y sin haber estado en algunos de los lugares más representativos.
  • ¿Qué pasa con el Roaming?: Normalmente las compañías telefónicas mantienen las tarifas en la mayoría de viajes, pero cuidado con los viajes transatlánticos, en los que quizás te quedes sin datos móviles o en el peor de los casos, la factura de teléfono ascienda a niveles desorbitados.
  • ¿Qué tiempo hará allí? ¿En qué época del año viajas? Intenta saberlo con algunos días de antelación para poder meter la ropa adecuada en la maleta.
  • Tomas de corriente: En la mayor parte de Europa, los enchufes son los mismos (como excepción ahora solo se me ocurre Londres). No obstante, en América suelen utilizar otro voltaje y por tanto los enchufes son distintos. Intenta conseguir un adaptador, aunque seguro que en el destino podrás adquirir alguno.
  • Disfruta de la experiencia: He querido dejar este punto para el final, ya que considero que es lo más importante. Tanto si es un viaje de negocios, de ocio con amigos, familiar, en pareja… lo más importante siempre es que disfrutes del lugar ya que ¡nunca sabes cuando volverás!
¿Aún no tienes alojamiento? Reserva con Booking:

Booking.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.