No recuerdo cuándo fue el primer viaje que hice en coche, pero preguntando a mis padres, me dijeron que fue a París cuando yo tenía poco más de dos años. Pero no voy a hablar de ese viaje. Ni de los varios que siguieron a lo largo de los años en los que viajé en coche con mis padres. Una vez hice el primer viaje sola, y después de unos cuantos viajes sin mis padres, decidí que me apetecía probar un viaje en coche por los buenos recuerdos que tengo de los viajes anteriores en coche y porque me gusta mucho conducir.

Viajar en coche
15 días en un Fiat 500

Así que, cuando me decidí y empecé a planificar ese viaje, también creí que era buena idea hacer este post, no enfocado a las ventajas y desventajas que tiene, sino a exponer las características de este tipo de viajes que deberían tenerse en cuenta. Aquí te las dejo:

  • Como norma general, sale más barato llevar tu propio coche que alquilar uno (teniendo en cuenta el precio del alquiler, seguros…). No obstante, como en mi caso por vivir en una isla o si planeas un viaje lejos de casa, hay que tener en cuenta que a veces el transporte del vehículo sale más caro que si se opta por alquilar uno en el destino (además de que se ahorra el tiempo de viaje, pudiendo hacerlo en avión). Por ejemplo, en el viaje que hice a Helsinki y Laponia, alquilamos un coche en Helsinki para ir hasta Laponia y movernos por ahí, porque ir con el nuestro requería demasiado tiempo.
  • Independientemente de si llevas tu propio coche o alquilas uno, debes tener en cuenta que el precio del alquiler (o del transporte de tu vehículo) no es el único gasto que implica este tipo de viajes: es más, intentando recordar el viaje que hice en enero de 2018 por el Benelux, creo que salió mucho más barato el transporte público que la cantidad gastos extra con los que hay que lidiar en los viajes en coche: gasolina, peajes, accesorios del coche… Pero también es verdad que si el coche tiene un tamaño decente, puedes ahorrarte unos euros durmiendo en el coche alguna noche.
  • A no ser que viajes en avión y alquiles un coche, el espacio del que dispones para llevar equipaje es prácticamente ilimitado y sin ninguna restricción (salvo las legales). No obstante, te recomiendo que aun así intentes aplicar alguno de los consejos para viajar ligero de equipaje por una simple cuestión de ser prácticos. También debes tener en cuenta que no es recomendable dejar nada a la vista, así que la limitación de espacio sería el volumen del maletero del coche. ¿Quieres saber cómo organicé mis cosas en mi primer viaje en coche? Mira el post: “Primer viaje con Sheldon: Día 0
    Pero lo más importante a tener en cuenta será el tamaño de las maletas: Yo llevé una bolsa de viaje y una maleta pequeña, de esas que puedes facturar en el aeropuerto.
  • Coche vs. Transporte público: Sí, es verdad, haciendo uso del coche contaminas más que si te movieras en transporte público. Pero hay veces en las que los horarios de trenes o autobuses no se adaptan al recorrido que te interesa. Además, el coche te permite llegar donde el transporte público no y te da libertad de movimiento dentro y fuera de la ciudad a libre elección.
  • Ya he mencionado que uno de los costes extra son los Accesorios para el coche. Me explico: Como ya sabéis, vivo en Mallorca, donde prácticamente no nieva casi nunca y tampoco hace demasiado frío. Por lo tanto, si mi intención es visitar países donde sí que hace frío o las posibilidades de nieve son altas, es recomendable llevar cosas como líquido anticongelante de -30º, cadenas para la nieve, etc. También es un buen momento para evaluar el estado general del coche y, si es necesario, arreglar posibles desperfectos.

Si estos consejos te han servido para decidirte a hacer este viaje,
te invito a que compartas tus experiencias en los comentarios.

Por cierto, ¡no olvides reservar las noches de hotel!

Booking.com
Viajar en coche con perro
Categorías: Viajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.