En primer lugar, ¿por qué recomendaría a todo el mundo el hecho de viajar con el mínimo de equipaje posible? Te planteo tres motivos fundamentales:

  • Más barato: En el caso de que viajes en avión, y sobretodo en las compañías low cost, te cobran un suplemento por el equipaje facturado e incluso por llevar dos bultos como equipaje de mano.
  • Más cómodo: Si es un viaje en el que tengas que hacer escalas o tengas múltiples destinos, será más cómodo llevar menos equipaje y un solo bulto a la hora de hacer los traslados.
  • Más seguro: Es evidente que, al llevar únicamente una mochila hay que estar menos pendiente de que no te desaparezcan las cosas.

En definitiva, viajar ligero de equipaje es mucho más práctico. Pero claro, ¿cómo empezar? Piensa en el último viaje que hiciste, probablemente llevaste más equipaje del que utilizaste porque lo llenaste de “por si acaso“: prendas, accesorios o elementos varios que creíste que tal vez podrías necesitar pero no utilizaste. Por tanto, lo primero que habría que hacer es una lista general sobre lo necesario para un viaje. También será primordial encontrar la mochila ideal. ¿Cómo escogerla? Yo me baso en la comodidad, practicidad y tamaño en función del tipo de viaje que vaya a realizar (no será lo mismo un viaje recorriendo diferentes ciudades, en el que probablemente llevaré una mochila cómoda mediana, que en una escapada de fin de semana a algún concierto, en el que probablemente únicamente llevaré un bolso o bandolera). Otro factor a tener en cuenta es qué llevar puesto: como podrás suponer, yo soy partidaria de priorizar la comodidad ante todo, pero también me gusta ser práctica. Me explico: normalmente mi “uniforme” de viaje suele ser vaqueros, camiseta, sudadera (a veces también llevo el chaleco) y calzado cómodo (y en el caso de que sea necesario tanto en la ciudad de origen como la de destino, llevaré un abrigo o chaqueta). ¿Por qué hago esta aclaración? Si bien para mí es importante ir cómoda y no pasar frío, también es importante tener en cuenta que todo lo que lleves puesto lo puedas utilizar durante el viaje y es algo que no tienes que llevar en la mochila. Por lo tanto, aunque quizás en tu ciudad de origen no haga tanto frío, igual sería recomendable que llevaras la chaqueta puesta para tener más espacio en tu equipaje.

Pero vamos con la lista de imprescindibles:

  • Documentos importantes (Pasaporte/DNI, billetes digitales o impresos, tarjetas de crédito, planificación del viaje…)
  • 2 o 3 prendas de ropa interior
  • 3 pares de calcetines
  • 2 camisetas
  • Neceser
    • Cepillo y pasta de dientes
    • Champú (los botes que regalan en los aeropuertos suelen ser una buena idea por su tamaño)
    • Peine
    • Desodorante
    • Medicación
  • Cargadores, auriculares, adaptador de corriente…
  • Boli y cuaderno, libro de lectura…
  • Bañador y chanclas si se tiene previsto nadar
  • Recambio de pantalones: ¿De verdad es necesario?

Sé lo que estás pensando, aguantar 8 o 10 días con sólo dos prendas de ropa interior es de guarros. Pero, ¿te has planteado que únicamente te hace falta un lavabo y un poco de jabón para limpiarlas? Y para secarla, cualquier sitio de la habitación suele servir (eso sí, no se te ocurra guardarla estando mojada porque se quedará húmeda y eso sí que no es higiénico). Incluso si la lavas antes de irte a dormir, por la mañana suele estar seco.

Lo de los pantalones es otro tema; yo, por ejemplo, he llegado a aguantar un viaje de 8 días con los mismos vaqueros (importante que sean cómodos). Si se manchan, procura limpiar únicamente la mancha porque los vaqueros suelen tardar más en secar.

Me gustaría hacer un último comentario en referencia al chaleco: es una prenda de ropa que normalmente se olvida (yo he empezado a hacer uso de ella hace poco), y suele estar infravalorada. El caso es que yo personalmente recomendaría que te hicieras con uno básico (el mío es negro), ya que puedes utilizarlo tanto con manga corta como encima de una sudadera o chaqueta, e incluso si hiciera mucha calor, tampoco molesta demasiado y no abulta mucho si tuvieras que guardarlo. Para mí se ha convertido en un must de los viajes.

Categorías: ConsejosViajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.