Como ya dije en el post “Qué ver en Viena“, a mediados de octubre de 2018 decidí ir a Viena; en parte porque no había estado y en parte porque busqué en Skyscanner y era el destino fuera de España más barato (me salió por menos de 30€ con poco más de un mes de antelación). Eso y que decidí dormir en una cápsula de estilo japonés (tres noches me costaron 50€) hizo que el viaje en sí me saliera bastante barato. Así que me decidí a mirar qué excursiones a otras ciudades se ofertaban desde Viena.

Dado que me he propuesto viajar a 25 países antes de cumplir los 25 años y las excursiones a ciudades cerca de Viena valían prácticamente lo mismo (unos 100€ por excursión), decidí salir del país para conocer las capitales de los países vecinos, República Checa y Hungría.

Salí un miércoles por la noche, llegando a Viena a medianoche. Pasé todo el jueves en Viena, el viernes visité Praga (puedes conocer mi experiencia en Praga aquí: qué ver en Praga), el sábado hice la excursión a Budapest (Qué ver en Budapest), el domingo aproveché para descansar un poco y ver algo más por Viena, si quieres saber qué fue lo que más me gustó, te invito a leer Qué ver en Viena y por último, cené en la ciudad y me fui al aeropuerto, donde pasé unas horas hasta el momento en que salía mi avión (4.25 de la madrugada…).

En general, puedo decir que después de los madrugones, las caminatas, los tours… esperaba a estar mucho más cansada de lo que realmente estuve. Tengo que decir que la noche del domingo al lunes no dormí y únicamente pasé por casa para ducharme, cambiarme y preparar la mochila para pasar todo el día en la universidad porque tenía clase. Y aún así, no se me hizo demasiado pesado. Eso sí, conforme fue avanzando la semana sí que noté un poquito el “cansancio acumulado”, pero creo que valió la pena.

Este fue oficialmente el primer viaje que llevé a cabo totalmente sola (planificar, viajar y hospedarme), pero si has leído alguna de las entradas relacionadas, sabrás que realmente no me sentí sola en ningún momento. La experiencia fue increíble (tanto, que ya tengo otros viajes planeados de los que os iré contando más adelante).

 



Booking.com

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.